Cómo hacer un testamento 1

¿Cómo hacer un testamento?

Nadie desea pensar en hacer un testamento, es algo totalmente relacionado con tu muerte y lo que será de la vida de tus seres queridos. Sin embargo, es un tema importante que debes arreglar antes de que sea tarde, recuerda que debes estar en plenas facultades para que pueda ser un documento legal.

El testamento es la única herramienta legal que tienes para expresar tu última voluntad con relación a tus bienes. Así que no lo dejes para después, igualmente, si falleces y no existe este documento tus hijos, padres y cónyuge heredarán, pero no de la manera que seguramente deseas.

¿Por qué hacer un testamento?

Si aún estás dudando si hacer o no tu testamento, aquí te daremos algunos motivos por los que es una excelente idea que dejes por escrito lo que deseas que suceda con tus bienes una vez no estés físicamente. Para comenzar, es la única manera de repartir de forma equitativa tus bienes, y podrás cambiar tus deseos cuando sea el momento o las circunstancias lo ameriten.

Además, puedes elegir a quien quiera para que herede una porción de tus bienes, sin tener que explicarle a nadie y sin posibilidad de que le quiten lo que le has dado. No importa que no sean familiares directos, pero si no dejas un documento que lo acredite, no podrán disfrutar de ningunos de tus bienes.

¡Te contamos como redactar tu testamento!

Para comenzar, debes saber lo que deseas que haya en su interior, con un testamento no solo puedes expresar tu última voluntad relacionada con tus bienes materiales y situación económica. También puedes añadir otros deseos personales, dentro de los que suelen destacar los siguientes:

  • Lo que deseas que hagan con tu cuerpo durante el funeral y entierro o cremación.
  • Que alguno de tus hijos sea reconocido.
  • Desheredar a alguno de los herederos forzosos por causas justificadas.
  • Perdonar deudas.
  • Nombrar los sustitutos de algún heredero en caso de que no acepte la herencia, asimismo, los tutores que deseas que se hagan cargo de tus hijos menores de edad.

Una vez que establezcas todos los puntos anteriores, puedes proceder a redactar el documento. En ese momento, elegirás el tipo de testamento que harás o que tu condición te permita, por recomendación de expertos, los mejores siempre serán los testamentos abiertos, debido a que es el más económico.

Tipos de testamentos que puedes hacer

Es de conocimiento público que existen diferentes tipos de testamentos a tu disposición, no podemos decir que tienes libertad de elegir el que quieras porque cada uno se ajusta a un tipo de necesidad diferente. Pero, entre los que encontrarás están los siguientes:

Testamentos comunes

Son aquellos que llevas a cabo ante un notario, el mismo tiene la obligación de mantener el contenido del documento en secreto hasta el momento en que fallezcas. Por lo tanto, la redacción se llevará a cabo totalmente en privado, después declararás su existencia ante el notario y entregarás en pliego cerrado, aquí hablamos del “testamento cerrado”, aquel que solo se abrirá cuando se nombren los herederos.

Por otro lado, tendrás el testamento ológrafo, que tienes que elaborarlo totalmente a mano, tendrás que cumplir con ciertos formalismos para que pueda ser válido. Algunos de los datos que son  indispensables es la fecha en que lo haces, tu firma y todas las voluntades perfectamente expresadas. Además, no puede tener tachaduras o correcciones que creen dudas.

Testamentos especiales

Si eres parte del ejército los conoces bien, debido a que, por lo general, para aquellos que están prestando servicios en campo de batalla o en tiempos de guerra se les notifica que pueden hacerlo. Igualmente, encontrarás el marítimo, que se lleva a cabo cuando una nave está en peligro  los tripulantes y pasajeros desean plantear sus últimas voluntades.

Por otro lado, el testamento elaborado en un país extranjero es totalmente legal si te encuentras fuera de España y deseas plantear la manera en que repartirás tus bienes. No obstante, debes ajustarte a las normas de dicha nación.

¿Cuál es el precio de hacer un testamento?

En cualquier caso, tendrás que cubrir ciertos gastos porque para legalizar tu documento y el precio dependerá del tipo de testamento que realices. Sin embargo, anteriormente te comentamos que el tipo abierto es el más económico, este ronda entre los 40 y 50 euros. Por su parte, el ológrafo tiene un precio más elevado, debido a los formalismos y trámites de legalización que necesita.

Existen herederos que no puedes dejar fuera de tu testamento

Antes dijimos que el beneficio de los testamentos es que eres libre de elegir a tus herederos, sin embargo, existen algunos que son forzosos y no puedes evitar que tengan un tercio de tus bienes. Esos herederos son tus hijos, padres y cónyuge, dependiendo de tu caso variarán los requisitos.

Igualmente, tendrías que asesorarte con profesionales debido a que no puedes reducir los bienes que por ley les pertenecen a los antes mencionados. En ocasiones, no es algo que se haga con pleno conocimiento, pero para que evites conflictos futuros lo mejor es que sepas como se distribuye correctamente la herencia de cada persona.

Por otro lado, siempre que lo necesites podrás modificar lo planteado en el documento, si por algún motivo uno de los herederos forzosos debe ser desplazado es preciso que procedas a “desheredarlo”. No obstante, para eso tienes que demostrar que las razones son válidas para hacerlo.

En caso de que no hagas un testamento ¿Qué sucede?

Cómo hacer un testamento 2

Tienes la opción de no redactar ningún documento para repartir tus bienes, pero igual cuando fallezcas todo lo que era tuyo se repartirá entre las personas que califican como legítima. Por lo tanto, todo quedará a:

  • Tu cónyuge viudo o la pareja estable con la que estabas.
  • Ascendientes y colaterales hasta el cuarto grupo (esto es una norma de Cataluña y otras ciudades autónomas).
  • Si no tienes pareja u hijos, tus padres serán los herederos directos. Si no están con vida, serán tus hermanos u abuelos.

Finalmente, si no existe ningún heredero forzoso la ley designará como heredero al Estado o la Comunidad Autónoma donde resides.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *