Herencia en vida 2

Herencia en vida | Donación en vida | Como repartir

Antes de comenzar, es preciso decir que no es posible repartir una herencia en vida, por el contrario, si deseas dejar una de tus pertenencias a un familiar antes de morir, lo que estarás haciendo es una donación en vida. En muchas ocasiones debiste escuchar a alguien decir que ya repartió su herencia, pero esto, técnicamente, es imposible.

Cuando hablamos de herencia debe estar ligado un testamento, dicho documento solo puede aplicarse cuando el testador ya ha fallecido. Por lo tanto, aquí te contaremos lo que es una donación en vida, cómo hacer la repartición y los beneficios que tiene hacerlo.

¿Qué es una herencia o donativo en vida?

En pocas palabras, es ceder tus bienes a tus hijos antes de que fallezcas, el nombre real es “donativo en vida” debido a que no existe un testamento previo donde se establezca la repartición. Por lo general, se realiza cuando uno de tus hijos tiene una necesidad urgente y puedes ayudarlo cediendo uno de tus bienes.

Igualmente, es común si tienes muchos hijos y no se llevan siempre bien, lo mejor es repartir tus bienes a cada uno y evitarás disgustos y conflictos entre ellos cuando ya no estés. Por otro lado, también puedes hacerlo pensando en reducir los gastos en impuestos que se generan al leer un testamento y que cada beneficiario reciba su parte.

¿Es posible renunciar a una herencia en vida?

Esto podría interpretarse de dos maneras: la primera, es que uno de los herederos se niegue a recibir la herencia que le corresponde y que ya se encuentra en un testamento, o no aceptar el donativo en vida. En el primer caso, no puedes hacerlo, si ya tu nombre se encuentra en un testamento que ha pasado por notaría tendrás que esperar el fallecimiento de tu familiar para renunciar a ella.

Ahora bien, en relación con los donativos en vida, por supuesto que puedes decir que no. La verdad es que dicha repartición es un acuerdo entre sus herederos para que comiencen a hacerse cargo de los bienes que les corresponde, así que puedes simplemente rechazarlo.

Herencia en vida a uno de los hijos: ¿cómo hacerlo?

Una de las satisfacciones más grandes que puedes tener es ver que todos tus esfuerzos han valido la pena, por lo que tus hijos disfrutan de tus bienes. La misión es que tus hijos puedan solventar sus apuros económicos rápidamente, y si puedes ayudarlo siempre estarás dispuesto.

En este sentido, puedes donar en vida joyas, viviendas, terrenos, dinero, locales, cuadro y demás pertenencias a tus hijos. Sin embargo, dependiendo de lo que sea tendrás que acudir o no a un notario, aquí te contamos como hacer en cada caso:

  • Donar bienes muebles: aquí entran las joyas, cuadros, muebles, y demás elementos de gran valor, en estos casos no es necesario acudir a un Notario. Puedes formalizar la donación en documento privado.
  • Donar bienes inmuebles: para esta clase de donación si necesitarás acudir a un notario y realizar una pública de donación. Ya sea una vivienda, un terreno, un local o cualquier otro inmueble que sea tuyo.
  • Dinar dinero: es considerado también un bien mueble, por lo que no es necesario hacerlo frente a un notario. Sin embargo, siempre es bueno que tengas un documento legal que acredite la donación.

Beneficios de repartir tu herencia en vida

Para este punto ya sabes que no se trata de una herencia sino de una donación, en este sentido, los beneficios que aportará esta decisión son bastante buenos para las partes implicadas. Durante la pandemia, esto tomo más popularidad debido a que muchos padres donaron una cantidad de dinero de sus ahorros a sus hijos.

Asimismo, es la mejor manera en la que te aseguras que cada quien esté tranquilo con su porción y no habrá problemas una vez fallezcas. Suele ser el motivo principal de las donaciones en vida, evitar que discutan entre ellos por los bienes y lo que le corresponde a cada uno.

Igualmente, no puedes repartir todos tus bienes o hacerlo de manera no equitativa, en España el código civil limita las donaciones en vida para evitar que alguno de los herederos forzosos quede sin su parte.

Límites de las donaciones en vida

Antes de comenzar a repartir todos tus bienes, necesitas conocer quiénes son los beneficiarios de las herencias en vida. En teoría, cualquier persona puede recibir una donación siempre y cuando se encuentre en plena capacidad para hacerlo. Sin embargo, el artículo 636 del Código Civil español señala que se prohíbe donar en vida más de que pudieras dar a través del testamento.

La finalidad de dicho artículo es que se proteja la cuota que le corresponde a la legítima, es decir, la porción de tus herederos forzosos. La razón es que puede darse el caso de que decidas repartir todo y dejar fuera a alguno de tus hijos por diferentes inconvenientes personales.

Por otro lado, también es una manera de salvaguardar tu integridad económica como la de los legítimos, pues lo correcto es que disfrutes de todos, o la mayoría, de tus bienes mientras estés vivo.

En este sentido, el artículo 639 del Código Civil señala que “podrá reservarse el donante la facultad de disponer de algunos de los bienes donados, o de alguna cantidad con cargo a ellos; pero, si muriere sin haber hecho uso de este derecho, pertenecerán al donatario los bienes o la cantidad que su hubiese reservado”.

Entonces, ¿no puedes beneficiar a unos más que a otros?

La verdad es que siempre algunos se benefician más cuando se realiza este tipo de donativo, debido a que en vida puedes cambiar la letra de tus inmuebles y colocar a uno de tus hijos como el dueño. Sin embargo, lo ideal es que lo evitaras en lo posible, al final cuando fallezcas pueden crearse conflictos.

¿Una operación reversible?

Herencia en vida 1

Generalmente, cuando realizas una donación en vida es totalmente irreversible. Pero, existen ciertas excepciones que se plantean en el Código Civil, lo que puede ayudar a alguno de los beneficiarios a recuperar su patrimonio. Algunos de estos casos pueden ser:

  • Cuando se incumple con alguna de las condiciones impuestas por el donante.
  • Si el donatario incurre en alguna causa de ingratitud, por ejemplo, comete algún delito contra ti.
  • En caso de que la donación ponga en riesgo tu situación económica.
  • Después de la donación si tienes otro hijo o resulte vivo alguno que pensabas muerto, tendrás que redistribuir la herencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *