renunciar a una herencia 2

Renunciar a una herencia | Como proceder

Desde el primer momento en que se menciona la palabra “herencia”, lo primero que viene a tu mente seguro es: beneficios y bienes de tu familiar. No obstante, con ellas también pueden venir cargas y deudas pendientes que no fueron saldadas por el testador. En este punto, comenzarás a preguntarte ¿Cómo puede renunciar a una herencia? Y, aunque algunas personas piensan que es imposible, la verdad es que puedes hacerlo.

No es una obligación recibir algo que no deseas, en las herencias tus familiares te dejarán lo que ellos consideran bueno para ti, pero te encuentras en total derecho de no recibirla. No obstante, debes aprender como renunciar a ella y en cuáles casos sería lo más recomendable.

¿Cómo renunciar a una herencia?

No es un procedimiento demasiado complejo, lo primero que debes hacer es negarte a recibir tu parte de la herencia ante un notario en escritura pública. No obstante, también podrías llevarlo a cabo ante un juzgado utilizado las vías judiciales, debido a que cuando fallece una persona todo lo que cedió comienza a ser tuyo automáticamente.

Por lo tanto, como heredero no tienes la obligación de aceptar la herencia que te han dejado una vez conoces todas las cargas que te han dejado, pero esto debes hacérselo ver a un notario para manifestar la voluntad de rechazar la herencia. Ahora bien, si no notificas a tiempo y pasan los 30 días del fallecimiento, tu respuesta se tomará como aceptación tácita de la herencia.

Para comprobar esto solo debes conocer lo establecido en el artículo 1.005 del Código Civil Español:

 «El notario puede requerir a los causahabientes para que acepten o repudien la herencia, y si los herederos no se manifiestan en el plazo de treinta días naturales, se entenderá que se acepta la herencia».

¿Se puede renunciar a una herencia?

Como te hemos dicho antes, tienes total derecho a renunciar a la herencia si no la deseas. En todo momento debes asesorarte con un notario o un abogado para tramitar la renuncia formal a la misma y librarte de todas las cargas que se te han dejado con ella.

No obstante, recuerda que no puedes renunciar solo a las deudas y quedarte con los beneficios que se te hayan otorgado. Cuando renuncias a tu parte no disfrutarás de nada de lo mencionado en el testamento.

Plazo para renunciar a una herencia

Durante los últimos años las renuncias a las herencias han aumentado, el motivo claro es que la mayoría de los fallecidos terminan teniendo más deudas que bienes, y con el problema económico que se presenta en el mundo los herederos prefieren prescindir de ello. Ahora bien, cuando te llaman para notificarte de la lectura del testamento y conoces la parte que te corresponde, tendrás tiempo para pensar si recibirlo o no.

De acuerdo al Código Civil, puedes renunciar en cualquier momento. Sin embargo, existen ciertos factores que tendrías que considerar:

En primer lugar, no puedes renunciar a la herencia antes de que la persona fallezca. Dentro del Código Civil se establece lo siguiente “nadie puede renunciar a una herencia sin estar cierto de la muerte de la persona que haya de heredar y de su derecho a la herencia”.

Por otra parte, cuando conocer tu derecho a la herencia y la persona ya ha fallecido, puedes renunciar en cualquier momento. Pero, a efectos fiscales es indispensable que hagas legal la renuncia antes de que prescriba el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

¿Qué sucede si renuncias después?

En este caso, la ley considerará la renuncia como una donación al resto de los herederos, por lo tanto, se mantiene sujeta al impuesto de sucesiones. Igualmente, se tendrá que cancelar el impuesto cuando la renuncia es hecha a favor de una persona, sea antes o después de la prescripción del impuesto.

También debes conocer la Ley de Jurisdicción Voluntaria donde se plantea el procedimiento conocido como “interpelación al heredero”. Básicamente, alguna de las otras personas que aparecen en el testamento pueden estar interesados en tu parte, por lo que pueden obligarte a aceptar o no la herencia dándote un plazo de treinta días para responder.

Lo complejo de esa apelación es que, si pasan los 30 días y tú no das una respuesta, automáticamente será tomado como una respuesta positiva de que has aceptado tu parte de la herencia y ya será imposible que puedas renunciar a la misma. Tampoco tendrás la oportunidad de aceptarla a beneficio de inventario.

Tipos de renuncias de herencias

Seguramente no conoces que existen dos formas en las que puedes renunciar a una herencia: pura y simple o a beneficio de inventario.

Renuncia pura y simple

En el mundo judicial, este tipo es reconocido como repudiación de la herencia. Básicamente, es cuando el heredero renuncia a su parte de la herencia y no lo está haciendo para favorecer a otro. De este modo, es porción de la herencia se repartirá entre los coherederos o herederos de grado siguiente. Asimismo, como nunca disfrutaste de los bienes que te correspondían, no debes pagar impuestos. 

Ahora bien, también puede existir una cláusula en el testamento donde se señale la persona que hereda en caso de que tú renuncies a tu parte, aunque esto no es común en todos los casos.

Renuncia a beneficio de inventario

En este sentido, lo que pasará es que las deudas que haya tenido el testador serán saldadas con el patrimonio que forma parte de la herencia. Por lo que tú no te verás afectado de ninguna manera y podrás protegerte antes posibles acreedores.

5 motivos por los que podrías renunciar a una herencia

Para algunos es extraño que una persona asegure que desea renunciar a su herencia, sin embargo, siempre puede haber situaciones que te impulsen a hacerlo. La verdad, son muchos los motivos que te harán pensar que es la mejor opción, algunos de los más comunes son:

La existencia de deudas

Antes de recibir una herencia debes considerar que vas a adquirir todo el patrimonio del fallecido, tanto activos como deudas que tuviera. Por lo tanto, no solo pasarás a ser propietario del patrimonio del fallecido, también tendrás que enfrentar a las deudas pendientes.

Este es uno de los motivos por los que, comúnmente, las personas renuncian a sus herencias. En ocasiones, las deudas son menores al patrimonio y deciden hacerse cargo, pero en otras, es más la deuda que los bienes que podrás disfrutar.

La existencia de bienes que no pueden venderse

renunciar a una herencia 1

Por otro lado, existen herencias que no podrás transformar en dinero a largo plazo, estos son aquellos bienes que no pueden venderse debido a una deuda o impuestos que deben pagarse. Un ejemplo claro de esto sería si tu familiar tenía 10 pisos en su propiedad, pero todos están hipotecados por la mitad de su valor.

Al final, es una deuda más lo que obtendrás, y si no tienes los medios para saldar la deuda de cada uno la mejor opción es que renuncies a la herencia.

Existe un impuesto de sucesión muy elevado

Generalmente, es cuando una herencia la recibes de una persona extraña a tu familia o es un pariente lejano. Antes de aceptar deberías conocer los impuestos de sucesión que requiere tu comunidad autónoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *