Renunciar a una herencia en favor de otro heredero 2

Renunciar a una herencia en favor de otro heredero

Cuando un familiar muere para mucho lo menos preocupante es a quien le quedarán los bienes que ha dejado, no obstante, si existe un testamento sabrán la manera en que tendrán que dividirlo. En este sentido, existe la posibilidad de renunciar a una herencia o cederla a otro heredero.

Si deseas darle todos los bienes que te han quedado a alguien más, te invitamos a leer el siguiente artículo, te detallaremos los pasos que debes seguir y todo lo que debes conocer para renunciar a tu herencia y beneficiar a otro de los herederos.

¿Es considerada la renuncia a favor de otro heredero como una donación?

Una vez sepas que formas parte de una herencia y el testador ha fallecido, debes acudir al llamado del notario para aceptar o no la parte que te corresponde. En este sentido, cuando renuncias a favor de otro heredero no es considerado propiamente una renuncia, sino una cesión de parte de la herencia.

Para proceder, tendrás que dirigirte ante un notario y realizar la renuncia formal por escrito, tal como lo impone el Código Civil en el artículo 1008: “La repudiación de la herencia deberá hacerse ante Notario en instrumento público”.

Efectos que surgen al realizar la renuncia de una herencia a favor de otra persona

En la ley se presentan dos casos, el primero plantea el hecho de que renuncies a la herencia, pero no a favor de otro heredero. Esto dará lugar a lo siguiente:

  • La parte que estás rechazando pasará automáticamente al heredero sustituto, por ejemplo, cuando los bienes son dejados al hijo y este ha muerto, automáticamente todo pasará a ser de los nietos.
  • Al ejercicio del derecho de acrecer, lo que quiere decir que la parte del que renuncia aumentará la del resto de los herederos.
  • Se abrirá la sucesión intestada, es decir, si eres el único heredero y renuncias al nombramiento, se abrirá la sucesión intestada.

Por otro lado, se plantea el caso en que renuncies a beneficio de otro heredero, ante la ley se tomará como que aceptaste la parte que te corresponde y después hiciste una donación de esos bienes a una de las personas que también forma parte de la herencia.

Al renunciar a una herencia, Igual debes considerar los impuestos de sucesión

Algo que debes considerar son los impuestos, cuando renuncias a favor de otro heredero se producirán dos hechos sujetos a tributación:

  • En primer lugar, cuando aceptas la herencia y luego la cedes a alguien más, será tomado como aceptación tácita de la herencia.
  • La transmisión hereditaria del causante al renunciante se mantendrá sujeta al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Pero, ¿Qué es la aceptación tácita de la herencia?

Existen diferentes casos que pueden documentarse como la aceptación tácita de la herencia, es decir, aunque no utilizarás los bienes los aceptaste bajo cualquier concepto. La renuncia a favor de otro heredero es tomado como una aceptación tácita, porque de alguna manera la has aceptado y luego la has cedido.

Por lo tanto, tendrás que hacerte responsable de los Impuestos de sucesiones. Y una vez dones los bienes a la persona que quieras, también tendrás que pagar los impuestos de donaciones que se establecen en la ley.

Lo que debes saber antes de decidir renunciar a tu herencia

Independientemente de los motivos que te lleven a renunciar a favor de otro, es importante que lo pienses bien y consideres ciertos factores. A continuación, te contamos lo que debes evaluar para saber si es la mejor solución para ti:

No es una decisión irrevocable

Renunciar a una herencia en favor de otro heredero 1

Cuando quieres renunciar a una herencia tienes que realizar una escritura pública, la misma es totalmente irrevocable. Es decir, una vez firmes será imposible que recuperes tus bienes, igualmente, tendrás que responsabilizarte por los impuestos de la donación que harás a la otra persona.

No hay manera de evitar la tributación cuando se decide renunciar a una herencia a favor de otro

A pesar de que estás renunciando a tu derecho a la herencia ese tipo de rechazo es tomado por la ley como una donación. Por lo tanto, es necesario que también corras con los gastos de impuestos por donación. Solo en el caso de que hagas una renuncia pura y simple quedarás totalmente librado de los impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *